Hoy. Un día cualquiera, llegas a casa, te quitas la mascarilla (un día cualquiera a partir de 2020, se entiende), enciendes las luces del comedor, pones la tele y te sientas en el sofá mirando Twitter en el móvil. Todo normal, ¿o no?

La pirámide de Maslow con las nuevas necesidades (meme) 1
Luz, televisor, Internet. Todo normal, ¿o no?

1980. Misma escena… pero no hay Twitter, ni móvil, ni llega la fibra óptica a casa, ni a ningún sitio: la wifi no existe. Internet no existe, solo es un proyecto secreto en un cajón de un despacho del departamento de defensa de los EUA.

1955. En casa aún no hay televisor. Tampoco serviría de nada, no hay nada que ver, al menos en España. Dicen que en breve van a realizar la primera retransmisión de Televisión Española a los pocos privilegiados que tienen el aparato. A nosotros no nos hace falta.

1918. Parece que eso de la electricidad que ya están instalando en algunas casas nos permitirá tener luz artificial… ya veremos, yo no me fío, seguro que es peligroso… 

Ves por dónde voy, ¿no? (por cierto, en 1918 la única cosa que se mantiene del caso inicial eran las mascarillas, por la gripe española…)

La tecnología, las tecnologías, tienen una importancia crucial en nuestro día a día. La historia de las generaciones se escribe paralela a los avances tecnológicos. El panorama en el que han crecido los Baby Boomers o la generación Z son muy distintos.

Lo interesante es observar cómo vivimos estos cambios a lo largo de los años. Yo, un nativo analógico de la generación X, pasé mi juventud sin Internet, pero no tengo ningún problema para usarla cada día. Sin embargo, no dejo de maravillarme, también cada día, de que puedo ver una película en streaming o puedo buscar cualquier información sin levantarme de la silla. Para mí, esto tiene su magia porque he vivido un periodo en que esto no existía

El escritor de ciencia ficción británico Arthur C. Clarke, ya lo formuló en una “ley” que forma parte de sus ideas sobre el futuro.​ Clarke dice que “cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Cuando Internet es una tecnología nueva o avanzada es como magia, al igual que tener luz en casa o abrir el grifo debió ser magia para toda una generación.

Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia

Arthur C. Clarke

(Por cierto, si te interesa leer algo de Arthur C. Clarke más allá del archiconocido 2001: Una odisea espacial, te recomiendo Cita con Rama)

También se dice que solo es tecnología aquello que ves desarrollar durante tu vida, lo que sucedió antes de que tú nacieras es “paisaje”. Mi generación, por ejemplo, no se cuestiona la existencia de la televisión o el teléfono, siempre han estado ahí, son el paisaje. Del mismo modo, los adolescentes de la generación Z no se cuestionan Internet, nunca han vivido en una época en que Internet no fuera parte central de sus vidas. Para ellos, la tecnología no es una oportunidad ni una barrera; es lo normal. Más que normal: es una commodity, algo que se da por descontado (como la luz, el agua o el gas).

Todo esto me recuerda un meme que se hizo popular en Internet hace algunos años. Era la “nueva” pirámide de Maslow adaptada al siglo XXI.
La pirámide de Maslow, o pirámide de las necesidades humanas, es una teoría del psicólogo Abraham Maslow formulada en 1943 y que es muy conocida. Describe una jerarquía de necesidades humanas en la que, una vez cubiertas las necesidades más básicas de la base de la pirámide, se van creando nuevas necesidades más elaboradas o sofisticadas.

Las necesidades en la pirámide de Maslow
Las necesidades en la pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow empieza por la base con las necesidades más básicas o fisiológicas (respirar, alimentarse, hidratarse, vestirse, sexo) que son inherentes a toda persona y básicas para la supervivencia. 

Después están las necesidades de seguridad (seguridad física, económica, de vivienda, …).

Continuamos con las necesidades sociales (pertenencia a un grupo, la familia, amigos, pareja, compañeros,…).

Pasamos a las necesidades de estima o reconocimiento (reconocimiento,  confianza, independencia personal, reputación, éxito).

Y finalmente tenemos las necesidades de autorrealización (sensación de haber llegado al máximo potencial personal).

Bueno, pues, en un momento de inspiración, a alguien se le ocurrió este meme (que seguro que has visto alguna vez) añadiendo a la pirámide de Maslow una nueva necesidad “superbásica” debajo de la base. ¡La Wifi!

La pirámide de Maslow con las nuevas necesidades (meme) 2
Meme de la nueva pirámide de Maslow con Wifi

Después le añadieron la batería, y la broma aún se difundió más.

meme de la nueva pirámide de Maslow con WiFi y Batería
Meme de la nueva pirámide de Maslow con Wifi y Batería

ANTES DE MARCHARTE…

Te animo a que te suscribas a la newsletter del blog elvisitantedigital.com para estar al día de recursos y conceptos alrededor de las competencias digitales básicas necesarias para sobrevivir a la sociedad actual y mandarte más contenidos en el futuro. (Prometo no hacer SPAM)

También te pido que compartas el artículo en las redes sociales o dejes un comentario en el post para que pueda saber en qué estás más interesado.

 

contenido exclusivo para mejorar tus competencias digitales

Haz click para acceder GRATIS a
contenido exclusivo para mejorar
tus competencias digitales

¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *